ACORTAMIENTO DE LA ESCOLLERA ESTE Y RECONSTRUCCIÓN DEL MORRO

 

La obra consistió en la ampliación de la bocana de acceso a Puerto Buenos Aires. La misma contaba con 200 m de ancho libre de paso y se llegó a 300 m al final de la obra, posibilitando el ingreso de nuevas generaciones de buques de más de 300 m de eslora y mangas superiores a los 40 m ya que las instalaciones del Puerto fueron construidas originalmente para embarcaciones de 180 m de eslora aproximadamente.

Para concretar el acortamiento se requirió el retiro del enrocado existente en 120 m y la posterior reconstrucción del morro (extremo de la escollera) mediante la recolocación del material existente y  el aporte de material nuevo. Paralelamente se instaló el nuevo sistema de balizamiento necesario y por último se procedió a dragar el canal de acceso en las inmediaciones de la escollera hasta la cota de diseño.

          La obra ejecutada permitió una maniobra más segura de los buques que ingresan y egresan del vaso portuario, atendiendo las crecientes demandas internacionales de buques de mayores dimensiones.